domingo, 13 de marzo de 2011

La feria de miniaturas de Oviedo

Hoy os vamos a hablar de nuestra experiencia en la feria de miniaturas de Oviedo que se celebró ayer, el 12 de marzo de 2011.
El día amenazaba lluvia a primera hora de la mañana, pero como una madre buena fue solo eso: amenaza, no lució el sol y tampoco  hizo falta abrir el paraguas que llevábamos en el bolso junto con una libreta, bolígrafo, calculadora,…pesaba un quintal y hubo que cargar con el todo el día (la sesión de pesas en el gimnasio nos la ahorramos).
A las 9,30 estábamos en una cafetería de Oviedo, “El Café Oriental”, con una muñeca sentada en el centro de la mesa a modo de identificador pues nos disponíamos a tener una cita a ciegas  con unas compañeras  de afición que nunca habíamos visto. Y llegaron, Carolina (CarolinaC)  y Miriam (Vec), ilusionadas y con ganas de ver la feria que llevábamos esperando mucho tiempo.
El desayuno pasó entretenido y muy constructivo, nos dimos trucos, intercambiamos quejas sobre lo difícil que es hacer una buena foto y sin darnos casi ni cuenta llegó la hora de poder ver lo que nos esperaba. Tuvimos la suerte de entrar en la feria acompañadas por Carolina y Miriam,  durante toda la mañana seguimos en contacto, comentando lo que nos gustaba.
A la entrada de la sala del hotel estaba la mesa de LLerandi, organizadora del evento, plagada de buen gusto: vestidos, sombreros, corsés, sombrillas, bolsos…un aperitivo de lujo. Mª José, muy amable, nos contó el “sofoco” que pasó al tener que cambiar la feria de sitio después de haberla tenido anunciada en otro lugar, cosas que no se pueden prever y que ella solucionó de la mejor manera. Desde aquí queremos darle las gracias por  hacer realidad la ilusión de muchos artesanos miniaturistas de Asturias: disfrutar de una feria de estas características en nuestra región. Mil gracias.
A partir de ese momento la experiencia es difícil de explicar, las obras que los expositores presentaban eran miniaturas, pero nosotras nos sentimos liliputienses, todo era espectacular, con luz propia, de tamaño pequeño, muy pequeño, pero de una grandeza artística que sobrepasaba sus dimensiones.
Tuvimos la suerte de hablar con muchos de los artistas que allí estaban concentrados, todos virtuosos y humildes nos enseñaron sus obras y nos trasmitieron su pasión.
También nos encontramos con Itas, amiga del foro que conocimos en persona y nos mostró su buen hacer con el ganchillo.
Mª José Carabosse nos enseñó sus últimas obras y nos explicó el proceso de creación de sus muñecas, informándonos que estaba haciendo una colección de niños.
Tere Madiado, “Vuelta y cruz”, nos orientó en el uso de las telas y los hilos para conseguir  los bordados que ella hace, es imposible lograr tanta perfección,  es una experta del bordado.
Una mesa llena de plantas nos llamó poderosamente la atención, eran réplicas perfectas, en miniatura, de las plantas que decoran nuestras casas o los jardines de ciudades y pueblos. Conocimos a la artesana y entendimos como podía realizar aquellas obras, es una mujer de una belleza serena y espectacular que emana dulzura y amabilidad, Vendaval estaba nerviosa y no tenía ningún pudor en reconocerlo.
Juani, “Las minis de Edén”, exhibía una minis muy divertidas, las comidas que ella presentaba eran las mejores de la feria.
¿Qué deciros de las maletas y los bolsos de Panizo? Nada, está todo dicho, son admirables y maravillosos.
En el stand de Asturminis pudimos ver los muebles sin pintar que luego los artesanos decoran haciendo auténticas virguerías.
En  la mesa de “Beatrice´s miniaturas”  había un expositor que, como un bazar, mostraba jarrones de cristal y figuras de porcelana preciosas. Unos personajes de carácter muy bonitos, con vida propia y, a destacar por su realismo, un bebé en su primer llanto que parecía acabar de salir del vientre de su madre. Precioso.
“Mon y Mon” presentaban sus obras, pulcras, limpias, delicadas y perfectas. Muy bonitas.
“Las cosas de Meapunto” nos fascinaron, unos vestidos de punto maravillosos, además de muy bien presentados.
En cuanto a los muebles había de todo y para todos los gustos, Cristina Noriega y Cathaysa Cabrera con piezas únicas desbordaron nuestros sentidos.
“Miniaturas PQF” enseñaba unas obras muy pequeñas, divertidas, impresionantes, estupendas y extraordinarias.
En la mesa de “Taller Targioni” disfrutamos tanto de la atención y de la delicadeza de los artistas como de las obras que exponían: figuras y elementos de ornamentación increíbles.
Había expositores que traían material y herramientas para hacer miniaturas y nosotras hicimos acopio de instrumental de trabajo, el bolso cada vez pesaba más y la cartera cada vez menos…suerte que lo íbamos aligerando entregando a los expositores y a las compañeras de pasión y entretenimiento  unas tarjetas que con mucha ilusión habíamos hecho y  a las que “cosimos” un collar como detalle a tener con tod@s ell@s .
Y para remate ¿sabéis con quien tuvimos el honor de estar? Con FELI, un hombre encantador, artista, que vive lo que hace y lo disfruta, que es capaz de hacer sentir al que le escucha su pasión y entrega, estaba con su mujer, que es encantadora, y nos hicieron pasar un rato inolvidable.
A tod@s gracias, la experiencia fue perdurable y muy gratificante. Esperamos volver a repetir.





11 comentarios:

  1. Thank you for describing the fair. It is as if I was there.

    ResponderEliminar
  2. Leyendo tu descripción de la feria , parece como si hubiera estado paseando por allí.Gracias¡¡¡ Me alegro que hayais disfrutado tanto¡¡¡ viendo los maravillosos trabajos expuesto, como conociendo a compañeras ¡¡¡¡Besos

    ResponderEliminar
  3. Que bien lo has explicado!!!!cuanto me hubiera gustado estar.... tengo que esperar a noviembre para la de Barcelona.Las ferias son excitantes,gratificantes y una ruina.Besitos.

    ResponderEliminar
  4. sois increibles
    el relato de la feria es genial
    daros las gracias por la parte que me toca y po hacer que pueda disfrutar de este precioso regalo
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Un relato de mas real, es como pasear por la feria, pero es que nadie hizo fotos,me alegro mucho de que lo pasarais tambien, y que a Maria Jose le haya salido una feria espectacular.

    ResponderEliminar
  6. OH,oh, Acabo de darme cuenta que "no estoy en Oviedo, ni viendo una feria, ni conociendo a los,as miniaturistas que admiro, ni..." Ayyyy, estoy en mi casa.... por unos momentos, muy felices, estuve con ustedes viviendo la feria y hasta sentada en ese café... Eso sí, no cargué con el bolso ninguna vez, pero animaba a soltar billetitos....
    Gracias!!!! No es tan facil hacer ese viaje desde Canarias....

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por vuestras palabras, creo que estoy muy lejos de merecerlas pero las recibo con enorme gratitud y cariño, viví con mucha emoción esta experiencia del todo nueva para mí, pero lo bonito fue conocer a personas así y aprovecho la ocasión para agradecer el regalo que me hicisteis porque es precioso, es cierto que me temblaba hasta la voz porque soy muy vergonzosa pero gracias a personas como vosotras hizo que mereciera la pena y lo demás pasó a segundo lugar, no se si volveré a una feria pero si lo hago será gracias a vosotras.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. ¡ Qué pena no haber podido ir a la feria ! Pero con vuestro relato es como si hubiese ido, me he encantado el paseo por los estands, lo recreáis tan bien.....Espero con impaciencia otro de vuestras entradas. Besos

    ResponderEliminar
  9. Una interesante visita. Habéis hecho que esté allí, sin estar.
    Besines

    ResponderEliminar
  10. Que afortunada de haber estado en la feria, lo pase genial y te felicito por tan maravillosa descripción, palabras acertadas y tan dulce como tú, me encanto conocerte en persona.
    Un abrazo
    Maite

    ResponderEliminar
  11. Que afortunada de haber estado en la feria, lo pase genial y te felicito por tan maravillosa descripción, palabras acertadas y tan dulce como tú, me encanto conocerte en persona.
    Un abrazo
    Maite

    ResponderEliminar