lunes, 7 de febrero de 2011

Álbunes de fotos

Cuando cayeron en nuestras manos unas fotografías viejas y ajadas que habían sido de nuestros abuelos sentimos que se nos llenaba el corazón de júbilo, aquellos papeles con imágenes difusas, borrosas y llenos de humedad habían sobrevivido al abandono y llegaban a nuestros días para dejarnos claro quiénes éramos y de dónde veníamos, no dejaban lugar a dudas, nuestra familia de origen humilde se mostraba ante la cámara con la tranquilidad, el sosiego y el orgullo de ser quienes eran.  Y fue eso lo que nos obligó a darles el lugar que se merecían.
Después de investigar y sabiendo de la necesidad de obtener un buen resultado nos decidimos a montar unos álbumes en los que pudiésemos combinar varias técnicas, desde la pintura que imitase la forja en los lomos de los libros (para aportar la fortaleza que inspira el trabajo de la forja), hasta la fragilidad de las pinturas sobrepuestas a la base anterior (para mostrar el cariño con el que nos criaron), pasando por el sobrepuesto de telas , puntillas, fotografías, marcos…que hacían  cada obra única y exclusiva.
Creemos que conseguimos nuestro propósito y estamos seguras de que los que inmortalizaron el momento estarían orgullosos de nuestro trabajo.
Os mostramos el resultado de muchas horas de labor esperando que os guste. 







2 comentarios:

  1. Son realmente preciosos, imagino el trabajazo que os llevó, siempre he tenido ganas de crear un álbum para mi niña y nunca me he atrevido, lo he intentado reuniendo materiales..etc, de esto hace años que ni se si los tengo y al final no pude hacerlos así que se muy bien lo difícil que es, ¡¡¡¡os han quedado entrañables.!!!
    Un besín.

    ResponderEliminar